Categoría: Empresas
Publicado el Viernes, 30 Agosto 2013
Escrito por Alejandro Montoya

Al iniciar un proyecto de empresa comenzamos a enfocarnos en diferentes puntos importantes: El producto, las proyecciones, los clientes, las ventas, la publicidad y la imagen, el cómo se llamará y el cómo se diferenciará. Un elemento importante en este proceso es poder crear una identidad de la marca que se refleje en todas la instancias de comunicación de la empresa, dentro y fuera de ella.

Cuando no existen políticas claras en el manejo de la imagen el resultado en cada aplicación será subjetivo, y va a depender únicamente de la inspiración del diseñador o del gusto del propietario de la empresa, la homologación de la marca no se llevará a cabo y el resultado de esto será un bajo impacto, ya que cada que se desarrolle una aplicación publicitaria (web, catálogo, avisos, etc.) como elemento de comunicación, parecerá que se trabaja con una imagen diferente en cada caso.

Cuando la marca de su empresa se maneja de manera corriente, se tiende a solucionar las cosas en su momento como apagando incendios cada que se presenta una necesidad, se suele contratar al que más "barato" hace el trabajo y sin cuidar la imagen, tu marca comienza a tener variaciones extrañas, en estos procesos hasta los colores corporativos terminan variando en cada aplicación y el sentido de la marca se pierde paulatinamente; de esta manera el mal resultado recae sobre la empresa, que en estos casos es la que ha descuidado la propia imagen ante sus clientes.

Para comenzar con un desarrollo efectivo de la marca, es necesario entender en primera instancia la historia de la empresa, las herramientas con que se ha trabajado anteriormente (en caso de un rediseño de marca), los productos y servicios que tiene y aquellos que lo diferencian de la competencia, el público al que se quiere dirigir y las proyecciones comerciales de la empresa.

Lo que hay que tener en cuenta:

  • Investigación y análisis de información objetiva y subjetiva del imaginario del público objetivo para con sus productos y servicios. Este análisis solo puede presentarse cuando hay un estudio de mercado previo que arrojará los datos que nos interesan como marca.
  • Identificar el objetivo: La marca debe tener un vinculo sensitivo y emocional con sus clientes, debe identificarse el entorno para crear un nexo claro de comunicación.
  • Investigación de mercados para obtener la mayor información sobre las tendencias, gustos, capacidad de consumo, nivel cultural y preferencias de sus clientes potenciales que se deben reflejar en su imagen como producto final.
  • Revisar la imagen gráfica publicitaria, calificar si cumple con los objetivos requeridos desde el inicio, y si cubre las características de acuerdo a los objetivos pactados.
  • Retroalimentación, en esta parte del proceso se hacen las correcciones necesarias en puntos en donde se tenga que reforzar el concepto para tener mi imagen como producto final.
  • Desarrollar herramientas de comunicación publicitarias, que se aplican sobre medios en los cuales se ha concluido que serían efectivos para la difusión del concepto de la marca (web, blogs, catálogos, folletos, redes sociales, etc.).
  • Se pone en marcha a la par con el plan de negocios de la empresa como herramienta de comunicación que permitirá dinamizar la fuerza de ventas, y el posicionamiento de la misma marca y de todos sus productos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

fsf2 logo gnu logo linux2 logo debian2 logo mozilla foundation2 logo wikipedia logo joomla2 logo  python2 logo php2 logo

flickr2    twitter2